"Cuando operas con paz, amor e información alteras drásticamente la estructura de este lugar: le devuelves al planeta la libertad de elección de frecuencia" Mensajeros del Alba

Comentarios recientes



Archivos

free counters
wordpress analytics
"Si somos responsables de algo, debemos empezar por investigar nuestros pensamientos y deseos para con nosotros y los demás y trabajar arduamente en lo que llevamos como conciencia dual: celos, ambición, miedos, alta o baja autoestima, complejos, tendencias, fobias, obsesiones, caprichos, dependencias, apegos, ilusiones, etc." Marielalero

El gobierno japonés planifica la posibilidad de una evacuación forzosa de Tokio

Traducción Trinity a Tierra

Aunque desaparecido de la mayor parte de la vista de los medios, el desastre nuclear de Fukushima está lejos de haber visto un final. De hecho, la situación en Japón no ha hecho otra cosa que empeorar.

La conclusión es que no hay forma de contener la radiación.

Incluso más alarmante es el que la Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos y otras agencias han alertado de que las piscinas de almacenamiento nuclear (las unidades contenedoras que son usadas para enfriar el combustible nuclear) han sido dañadas y podrían colapsar por su propio peso.

Tal evento causaría el fallo nuclear extendido en toda la región y forzaría al gobierno a evacuar cerca de 10 millones de residente de Tokio y áreas vecinas, un escenario que los planificadores gubernamentales de las emergencias están ahora tomando en seria consideración.

El periódico japonés más importante, The Mainichi Daily News reporta:


Uno de los temas más importantes que afrontamos es la posibilidad que la piscina del reactor nº 4 en la planta nº1 de la Planta nuclear de Fukushima colapse. Esto es algo que los expertos de Japón y fuera de Japón han subrayado desde que tuvo lugar el terremoto. TEPCO, mientras tanto, dice que la situación está bajo control. Sin embargo, no sólo expertos independientes, sino también fuentes del gobieno dicen que existe una enorme preocupación.

Leer más…

Mutaciones tras el desastre de Fukushima

Como respuesta a un artículo que publiqué recientemente sobre el elevado número de muertes observado sólo en USA semanas después del accidente de Fukushima, llegó este comentario al foro.

Autor: Pacopil

 Investigad sobre la radiacion en los cuerpos, aqui si que hay demasiado por descubrir todavia. Nos encontramos personas con problemas despues de estar expuestos a radiacion (muchos menos de lo que realmente se saca a la luz) y personas que se encuentran mucho mejor despues de haber estado expuestos.
Como ya dijo alguien arriba, y de verdad es una pena que hayan hecho de eso un topicazo… no me creo nada de lo que sale en los medios masivos. La publicidad que recibio chernovil interesa por la cantidad de subvenciones que han recibido y que creo que siguen recibiendo. Hace tiempo encontre sobre una niña que, despues de la explosion de la central y todo lo que pasó, esta niña iba a comer de los huertos y frutos que mas cerca se encontraban del desastre, porque ella queria morir (pensaba que estaba contaminada) . Bueno, pues esta niña hoy dia es mujer y sin problemas, al igual que los muchos que alli viven todavia. Muchos que pensaron que moririan porque han estado expuestos… no es asi y ellos viven para contarlo.
No quito que cause problemas. Pero no es lo que cuentan, y lo interesante, no lo sacan por supuesto. Como el articulo del pelo.
Os invito a que recorrais la red entera. Hay muchos testimonios sobre la radiacion que tiran por tierra todo lo que supuestamente se sabe sobre esto.

Por supuesto, el autor de ese comentario no indica fuentes, datos que avalen su opinión, nada de nada. Si yo no hubiera visto bien de cerca los efectos de Chernobil en la salud de la gente y las mutaciones terribles que se produjeron en la infancia meses y años después del desastre, probablemente, ni siquiera me molestaría en  recordar ese comentario.

Pero, si hay gente que todavía piensa así, es que no se ha informado correctamente sobre los efectos de los desastres nucleares. El desastre de Fukushima, siendo uno de los accidentes nucleares con mayores consecuencias en la historia, apenas queda ya como una nota de prensa en las noticias de la actualidad. Se dedicaron horas y horas durante cuatro o cinco semanas después de la fusión accidental y más tarde, realmente, cuando más activos tendrían que estar gobiernos, medios e instituciones medioambientales y de salud para captar los posibles efectos y variaciones en la salud de animales, plantas, vegetales y pesonas, ocurre que ya no interesa, nadie quiere recordar el mal momento y sencillamente se entierran las desgracias si no se quiere pasar por “alarmista”.

Leer más…

Mensaje desde Fukushima

“Nosotros los ciudadanos de Fukushima sabemos que el gobierno nos ha engañado. Nos preguntamos si esta región no se ha vuelto inhabitable. Pedimos la evacuación de padres e hijos. Ayúdennos a salvar a nuestros hijos. Los niños tienen que asistir a clase vestidos de manga larga y con mascarilla mientras se cierran [...]

Estamos bajo un asedio invisible

Traduzco este artículo porque responde a un interés mío personal respecto a  qué podemos hacer para afrontar esta nueva (¿nueva? ) plaga a raíz del desastre de proporciones épicas de las centrales nucleares japonesas afectadas por el terremoto + tsunami del pasado 11 de marzo en Japón.

El artículo contiene algunas notas que, tal vez, nos lleven a preguntarnos ‘¿y qué hago entonces?’  ‘¿y cómo lo hago?’ o a exclamar indignados ‘¡cómo si fuera tan sencillo!’…

Nada lo es. No es sencillo. Ninguna receta que aborde este problema es perfecta, ni pretende serlo ésta, siquiera porque la situación es demasiado grave, demasiado compleja…Pero el ejercicio en sí es sincero, íntegro y está hecho desde el servicio a otros; y,  al menos, nos devuelve una imagen del mundo en que vivimos, asediado por las fumigaciones, los añadidos venenosos, las radiaciones declaradas y no declaradas…

El ser humano 3D no fue diseñado para esto; para afrontar esto.

Con algunas afirmaciones del artículo, incluso, como en el caso de la  recomendación del uso de aceite de coco, estoy en total desacuerdo, pero “técnicamente” el resto de las afirmaciones están bien encaminadas. En cualquier caso, es un buen intento de abordar el problema y muy especialmente,  nos recuerda, que ya no podemos esperar a que nadie en este sistema en franca decadencia y putrefacción nos diga qué es bueno o malo para nuestra salud, en vista de cómo han permitido que se ponga en riesgo la salud de miles de millones de seres humanos y seres del reino animal y vegetal.

Nadie en ningún ministerio lanzará recomendaciones de esta naturaleza porque para ello habría que reconocer, por parte del sistema, lo que no funciona, lo que está en marcha en realidad y lo que está en la agenda oculta. De momento, no parece que eso vaya a ocurrir, así que nos tenemos a nosotros mismos para hacer este ejercicio que tiene que ser diario y soportado por un espíritu de tranquilidad y sin miedos.

Esto es lo que hay….

Traducción Trinity a Tierra

He tenido incontables llamadas pidiéndome más sugerencias sobre cómo podemos ayudar a nuestro ya comprometido sistema inmunitario, dado que estamos siendo expuestos diariamente a desconocidos niveles de elementos radiactivos que ya están viajando por el mundo. Debido a nuestro aire ya altamente polucionado, ahora tenemos un ataque desde múltiples direcciones sobre nuestro sistema inmunitario. Nunca fuimos diseñados para ser esponjas para químicos altamente tóxicos, nanotecnología, organismos genéticamente modificados, chemtrails en forma de aerosol, pesticidas y aditivos venenosos artificiales en nuestro suministro alimenticio.

Leer más…

Europa autoriza mayores niveles de radiactividad en alimentos de Japón

La Unión Europea ha autorizado una carga radiactiva en los alimentos que llegan de Japón mucho mayor de la que se permitía hasta ahora. Hasta la fecha, el máximo permitido era de 600 bequerels de radiactividad (cesio 134 y cesio 137) por kilogramo, mientras que ahora, aceites y vegetales pueden pasar a [...]

La bomba de relojería en Fukushima: habla uno de los ingenieros

Por Tyler Durden el 22 de marzo de 2011

Traducción Trinity a Tierra

Ha sido sólo una cuestión de tiempo antes de que alguien tuviera la conciencia necesaria para desvelar al mundo que, además del masivo encubrimiento que se está desarrollando con respecto a la verdadera gravedad de la catástrofe de Fukushima, el plan real en sí mismo, tomado del libro de estilo de BP, fue diseñado a toda prisa, usando atajos en costes y ahorro en horas de trabajo y el resultado final ha sido una verdadera “bomba de relojería”. Bloomberg acaba de publicar un informe que, de ser confirmada la información, debería llevar al inmediato harakiri de los ejecutivos de Hitachi responsables por este acto de traición sin precedentes contra los ciudadanos japoneses.

Cito a Bloomberg:

“Uno de los reactores en la planta nuclear mal-funcionante de Fukushima podría haber estado soportado por acero con imperfecciones para contener la radiación de su núcleo, de acuerdo a un ingeniero que ayudó a construir el vaso contenedor hace cuatro décadas. Mitshuhiko Tanaka dice que ayudó a ocultar un defecto de fabricación en el tanque de acero de 250 millones de dólares instalado en el reactor n4 de la central DaiChi de Fukushima cuando trabajaba para una unidad de Hitachi Ltd en 1974. El reactor, que Tanaka ha llamado “bomba de relojería” , estaba cerrado por obras de mantenimiento cuando el 11 de marzo un terremoto levantó un tsunami de olas de 7 metros que dejó fuera de funcionamiento los sistemas de enfriamiento en la planta, lo que llevó a explosiones y a fugas radiactivas…”¿Quién sabe lo que habría ocurrido si el reactor hubiera estado funcionando en esos momentos?”. Tanaka, que dejó la industria nuclear después del desastre de Chernobil, dijo en una entrevista la semana pasada “No tengo ni idea de si podría haber soportado un terremoto como este porque tiene un reactor con una falla en su interior”. Lo que viene a continuación es el angustioso relato de una operación de ocultamiento relacionada con el único reactor que estaba por suerte vacío cuando ocurrió la catástrofe. Sólo podemos imaginarnos qué historias de horror comparable emergerán en los próximos días si salen a la luz otros informadores y desglosan que los reactores 1 y 3 (que por desgracia sí tienen combustible radiactivo en sus reactores) pasaron por procesos de control de calidad igualmente “rigurosos”,  lo que les convertiría en similares bombas de relojería esperando sólo la señal para ponerse en marcha (y probablemente ya lo han hecho, pero dado que la verdad es lo último que la opinión pública conoce, sólo es posible especular sobre ello).

Leer más…

Hirose Takashi: el accidente de la planta nuclear de Fukushima y los medios de comunicación

Entrevista del día 15 de marzo de 2011

Okinawa

Hirose Takashi ha escrito una pila de libros, básicamente sobre la industria nuclear y el complejo militar-industrial. Su libro más conocido es probablemente “Plantas Nucleares en Tokio” en el que el autor adopta la lógica de que si los promotores de energía nuclear están tan seguros de que es segura, por qué no las construyen en el centro de las ciudades, en lugar de a cientos de millas de distancia de ellas, con la consiguiente pérdida de energía en los cables.

Recientemente ha dado una entrevista que está aquí parcialmente traducida. En una conversación telefónica, dijo al periodista que, aunque tenía mucho sentido oponerse a la energía nuclear en cualquier caso, ahora que el desastre ya se había producido, él callaría sobre esta cuestión; sin embargo, es necesario exponer las mentiras que se están vertiendo en los medios de comunicación de masas, radio y televisión principalmente, porque eran enormemente graves.

En Youtube puede encontrase la entrevista completa en japonés.

Leer más…

Calma chicha tras el accidente en la central de Fukushima

El quinto terremoto más importante de la historia se produjo en Japón el pasado día 11 de marzo, fecha dolorosa donde las haya para muchos españoles por el recuerdo del atentado en los trenes de Atocha en Madrid. La autoría de los hechos aun no ha sido esclarecida y para no abundar en esta materia, que no es la de este artículo, diré que el asunto ha tomado el mismo color turbio que el de otros como el 11S en Nueva York o el atentado de 7J en Londres.

 

Un incendio en uno de los reactores de la central nuclear de Fukushima

 

A partir del momento cero el pasado viernes, los contadores se pusieron en marcha: los contadores de terremotos y réplicas en la región afectada, más de 200 ya; los contadores mediáticos que cuentan muertos, con un discurso de cifras en crecimiento exponencial a medida que vamos acoplándonos sicológicamente a cifras ya anteriores y ya espeluznantes; los contadores de historias que hablan de conspiraciones; los contadores que dejaron atrás a los muertos y desaparecidos para centrarse en el accidente / de la central nuclear de Fukushima y los contadores del cuento oficial del gobierno japonés retransmitido por otros tantos gobiernos, siempre en la línea de comunicar tranquilidad y calma a la población.

La tranquilidad y la calma están muy bien, excepto cuando las circunstancias en realidad exigen poner en marcha mecanismos de defensa y alerta más específicos.

Siempre he sentido una gran admiración por la forma elegante y calmosa com que se comportan los japoneses en las peores situaciones de la vida, no importa si son desastres naturales o tragedias personales. Siempre hay algo elegantemente zen en su actitud que inspira un profundo respeto por ellos. He tratado con japoneses en el pasado durante muchos años y puedo dar fe de que esa expresión emocional que observamos en los japoneses ante esta desgracia, muestra una actitud general ante la vida y los acontecimientos que no pueden ser de otro modo y el ser humano no tiene más remedio que aceptar.

Pero no dejo de preguntarme en qué medida el engaño de los que les gobiernan allí contribuye a esa actitud de calma y traquilidad que mantienen, al menos ante las cámaras y me pregunto si todo es estoicismo zen será fruto de información veraz o si no habrá una alta dosis de falta de una foto real de lo que está sucediendo e ignorancia respecto a la verdadera gravedad de los hechos.

Leer más…